cloud computing

November 26, 2018
cloud-computing-web

Cómo elegir un servicio de Cloud Computing

Para elegir el servicio de cloud computing adecuado para tu negocio es necesario conocer los diferentes modelos de cloud computing o tipos de servicios cloudHoy en día, las posibilidades de cloud computing son mucho más variadas que hace unos años. Las opciones de cloud computing se han diversificado en los últimos años.Lo que empezó principalmente como una oferta de aplicaciones empresariales como CRM o correo electrónico o entornos virtuales de alta potencia, ha ido creciendo hasta ofrecer combinaciones y servicios muy complejos.


Hace unos años las empresas no hubieran confiado los datos sensibles a terceros. En la actualidad, son muchas las empresas que externalizan su sistema de información a través de proveedores de servicios cloud. Sin embargo, la  mala elección de un servicio cloud puede complicarte la existencia.

Modelos de cloud computing

El aumento de las opciones de cloud computing ha producido también una diversificación de  los servicios disponibles. Podemos distinguir entre SaaS (Software as a Service o Software como Servicio), PaaS (Platform as a Service o Plataforma como Servicio) e IaaS (Infrastructure as a Service o Infraestructura como servicio). También existen los CaaS (Communications as a Service o Comunicaciones como Servicio), DaaS (Database as a Service o Base de datos como servicio) y XaaS o EaaS (Everything as a Service o Todo como Servicio). En este artículo sólo mostraremos los más conocidos para ayudarte a elegir un servicio cloud en función de las necesidades de tu negocio.

Types-of-cloud-services copia

SaaS

SaaS es el tipo más popular y también el más extendido. Este tipo incluye todo el software dirigido a los usuarios finales, aquellos que tienen que utilizar el software en sí mismo y que no necesitan gestionar todo lo que hay detrás, como el mantenimiento, hardware, sistema operativo, copias de seguridad, almacenamiento, etc.

El Software as a Service permite a los usuarios usar el software alojado de forma remota (junto con su base de datos) desde cualquier lugar puesto  ya que se encuentra en la nube. Por lo general, este es un "software bajo pedido" y los clientes pagan por uso, aunque no exclusivamente. En algunos casos, los usuarios pagan a través de una cuota de suscripción mensual o anual.

 

Ventajas

  • Reducción de los costes.

  • Reducción de los tiempos puesto que el software ya está instalado.

  • Escalabilidad.

  • Facilidad de uso.

Inconvenientes
  • Integración con otras aplicaciones de la organización.

  • Incertidumbre respecto al dueño de las aplicaciones.

  • Dependencia del proveedor.

Entre los servicios SaaS podemos mencionar las suites ofimáticas como Office 365 o Google Apps for Work y otros productos como el CRM de Microsoft Dynamics o Salesforce, ERP en la nube como SAP Business ByDesign o Oracle E-Business Suite y servicios de almacenamiento como Google Drive o Dropbox, entre muchos otros.

PaaS

La plataforma como servicio suele requerir unos conocimientos de informática bastante más avanzados que SaaS y por tanto estas plataformas como servicio se orientan más a desarrolladores de aplicaciones que necesiten disponer de entornos en los que desplegar software sin tener que preocuparse del  mantenimiento del hardware en sí mismo, la asignación manual de recursos, la instalación de software y mantenimiento, etc.

También acostumbran a tener opciones para la monitorización de la actividad dentro de las propias aplicaciones. Tanto AWS como Azure ofrecen este tipo de servicios, aunque en este ámbito existen otros servicios de proveedores especializados como Google App Engine, Heroku o Redhat Openshift. Entre las soluciones PaaS basadas en software libre destacamos Docker y Kubernetes.

Ventajas

  • Facilidad para la administración de la plataforma.

  • Sencillez para el desarrollo propio.

  • Facilidad de integración con el resto de la plataforma.

Inconvenientes

  • Dependencia con el proveedor si no se utilizan soluciones basadas en software libre como Docker y Kubernetes.

  • Dudas de confidencialidad de los datos.

IaaS

La infraestructura como servicio es uno de los tipos de cloud computing que permite un mayor control sobre el propio servicio en la nube. El usuario realiza toda la gestión, tanto del sistema operativo como la potencia de las máquinas, el espacio en disco asignado, la escalabilidad de las aplicaciones a excepción del mantenimiento. De esta forma se consigue más libertad para el diseño de un entorno empresarial sólido en la nube, con ventajas de ahorro de mantenimiento, espacio y equipos frente a una opción on-premise. En este caso, también entran proveedores como Azure, AWS, Google Cloud Platform, entre otros. 

Ventajas

  • Flexibilidad en relación a la infraestructura necesaria por el cliente.

  • Rapidez de instalación.

  • Facilidad al desplegar las aplicaciones del cliente.

Inconvenientes

  • Es necesario soporte ya que al estar externalizado es más complicado resolver problemas.

Es la opción ideal para personalización del hardware o software subyacente de su aplicación, o incluso para establecer parámetros de seguridad más específicos que requieren una nube privada o bases de datos aisladas. IaaS puede ser  encontrado en nube privada o pública, e incluso con módulos de soporte que difuminan las líneas entre IaaS y PaaS.

El Cloud Computing que necesitas para tu negocio

SaaS, flexibilidad y elasticidad para tu negocio

 

saas

La adopción de un servicio de cloud computing como el SaaS permite a las empresas beneficiarse del uso de las aplicaciones sin tener que mantener y actualizar la infraestructura y componentes. Las aplicaciones de correo, ERP, colaboración y oficina son las soluciones SaaS más aceptadas. La flexibilidad y la elasticidad del modelo SaaS aporta grandes beneficios.

Las empresas que eligen este tipo de servicio de cloud computing deben considerar los costes y beneficios a la hora de decidir el mejor modelo, examinando la implementación a través de una evaluación exhaustiva de las cargas de trabajo.

 

PaaS, el cloud computing para empresas de desarrollo  

Las empresas de desarrollo y/o las fábricas que quieren implementar metodologías Agile son las más adecuadas para la adopción de PaaS. Los proveedores de PaaS publican muchos servicios que pueden consumirse dentro de las aplicaciones. Estos servicios están siempre disponibles y actualizados. PaaS facilita la realización de pruebas así como la creación de prototipos de nuevas aplicaciones. Proporciona ahorro en el desarrollo de nuevos servicios y aplicaciones. Las aplicaciones pueden lanzarse de forma más rápida para obtener el feedback de los usuarios.

Elegir un IaaS o PaaS depende de los recursos internos y  de su conocimiento institucional así como del entorno regulatorio. Las empresas que necesitan invertir su tiempo en su desarrollo pero que no tienen muchos recursos de operaciones deben considerar PaaS. Aquellos que necesitan mayor seguridad y mayor personalización deben explorar las opciones de IaaS antes de comprar la granja de servidores.

IaaS, disponibilidad y fiabilidad de la infraestructura

La responsabilidad de la gestión para la empresa empieza por la capa de sistema operativo, y el proveedor debe garantizar la disponibilidad y la fiabilidad de la infraestructura proporcionada.

La implementación de IaaS es recomendable en aquellas empresas que no disponen de su propio centro de datos y por tanto necesitan una infraestructura rápida y económica para materializar sus iniciativas de negocio, y que sea escalable en función de sus necesidades.

Otro claro ejemplo de empresas aptas para la adopción de un IaaS son las organizaciones tradicionales cuyas cargas de trabajo son variables y que requieren  menos gasto de capital. En ambos casos, las empresas solo pagarán por los servicios que utilicen.

SaaS, PaaS, IaaS ofrecen  servicios de cloud computing online que funcionan a través de la nube y el pago se realiza por uso.

El proveedor se debe encargar del mantenimiento y la asistencia técnica y es por ello que es importante tener en cuenta estos servicios si tu objetivo es reducir costes, mejorar la comunicación y aumentar la productividad.

En Ilimit buscamos soluciones y servicios enfocados a dar respuesta a las necesidades de desarrolladores y arquitectos de aplicaciones: diseñamos, implementamos y gestionamos las arquitecturas e infraestructuras que sustentan a portales web con un alto volumen de visitas, proyectos de Software como Servicio (SaaS), y proyectos basados en Paas y IaaS para proporcionarte los recursos, servicios y arquitectura adecuados a tus necesidades.

Fuente Imagen 

 

CTA ebook cloud computing

Cloudflare, la protección e impulso que necesita tu negocio