seguridad

November 30, 2018
shutterstock_309463937

Tipos de ataques cibernéticos y cómo prevenirlos

 

La digitalización ha supuesto un cambio excepcional a la hora de trabajar y relacionarnos entre nosotros, cada vez, es más usual la apuesta por el teletrabajo, herramientas de colaboración en línea y la utilización de diversos dispositivos para navegar y trabajar. A pesar de las enormes ventajas, el aumento del uso de la tecnología también ha provocado un incremento en la cantidad de ciberataques que se están produciendo.

Así lo dicta el último informe que ha llevado a cabo vpnMentor, expertos en ciberseguridad y seguridad online, donde señala que el 70% de las 10 empresas principales que se encuentran dentro de Fortune 500 (Facebook, Apple, Visa o Amazon) han sufrido ciberataques en los últimos 10 años.

Por eso cada vez es más importante implementar una estrategia de seguridad para poder detectar y mitigar estos ataques para que no afecten a los datos de nuestra empresa.

Tipos de ataques

Los ciberataques pueden provocar grandes pérdidas dentro de cualquier empresa. Por ello, para mitigar cualquier ataque es importante determinar la procedencia y el tipo de ataque que se ha producido.

Malware

El Malware o software malicioso se introduce en un equipo y daña los datos que se encuentran en él de diferentes formas. Entre los malware conoceréis:

Virus

El virus se encuentra inactivo hasta que el usuario lo ejecuta. Una vez es ejecutado, comienza a infectar todos los archivos extendiéndose por todo el equipo, además, es capaz de dañar otros sistemas como pendrives, discos duros portátiles u otros soportes, que a su vez, si son utilizados en otro dispositivo también acabará por infectado.  

Gusanos

Los worms infectan los archivos del equipo para difundirlos y son difíciles de detectar. Se extienden a otros equipos sin necesidad de que un usuario los ejecute. Es decir, los gusanos realizan copias de sí mismos y las difunden en las redes o por correo electrónico. La creación de botnets es su función principal, que son redes de ordenadores que llevarán a cabo simultáneamente cualquier acción que se les ordene.

Troyanos

Los troyanos son similares a los virus, muestran la apariencia de un programa fiable pero esconden otro tipo de malware, que se instala automáticamente con el objetivo de tomar el control del equipo.

Mientras que el virus es destructivo, el troyano abre una puerta trasera para favorecer la entrada de otros programas maliciosos. Por ese motivo suele pasar desapercibido y normalmente suelen estar integrados en archivos ejecutables aparentemente inofensivos.

Spyware

Este tipo de malware es un programa espía, cuyo objetivo principal es obtener información y robarla. Trabaja de forma silenciosa, sin dar muestras de su funcionamiento y consigue recolectar información sobre nuestro equipo con total tranquilidad, e incluso tiene la capacidad de instalar otros programas.

Keyloggers

Son capaces de registrar todas las pulsaciones del teclado con el objetivo principal de conseguir las contraseñas y datos de las posibles víctimas.

Ransomware

En la actualidad es el tipo de ataque más común y, además, uno de los más temidos. Éste está basado en el cifrado de los datos, con lo que consigue restringir el acceso a los archivos del equipo y opta por la situación de pedir un pago por el rescate de los mismos, normalmente en bitcoins.

Adware

En este caso, su arma de destrucción es mediante la muestra de publicidad al usuario a través de banners, pop-ups, ventanas en el explorador…¿para qué? En numerosas ocasiones, posee un objetivo secundario: obtener información sobre la actividad del usuario en la red. Es considerado por algunos una clase de spyware, ya que puede llegar a recopilar y transmitir datos, mientras que para otros ni siquiera se considera un malware.

Spoofing

El phishing no utiliza software en su funcionamiento, es decir, actúa mediante la suplantación de identidad a través del correo electrónico, mensajería o llamadas telefónicas. Su actuación principal es hacerse pasar por alguna entidad u organización conocida, a través de la cual solicitan datos confidenciales, como contraseñas o el número de cuentas bancarias de los usuarios.

Como se observa existen diferentes tipos de ataques informáticos, y cada uno con un objetivo distinto, por ello, es aconsejable tomar las mejores precauciones para no tener que enfrentarse a uno de ellos.

Herramientas de seguridad para protegerte contra ciberataques

Con el aumento del uso de la tecnología y los numerosos cambios que se producen no solo dentro de la sociedad, las amenazas en ciberataques también evolucionan. Es decir, cuando creemos que los conocemos, que los tenemos controlados surgen nuevos ataques a los que tenemos que hacer frente. Afortunadamente, los programas antivirus y firewalls también evolucionan de forma rápida y ofrecen las medidas de seguridad necesarias para combatir los ciberataques. 

seguridad blog 42

 

Firewall

El Firewall es un sistema de protección y seguridad perimetral para redes empresariales que se encarga de supervisar las conexiones entre 2 redes. A través de un firewall, la filtración de la información se realizará en base a unas reglas que podemos definir de forma previa para supervisar el tráfico de red entre la oficina y el exterior.

Existen diferentes tipos de firewalls:

  • Appliance (dispositivo hardware)

Este tipo de firewalls se instalan en los ordenadores de la empresa. Es bastante común encontrar en la mayoría de los sistemas operativos modernos un programa de este tipo de una u otra forma.

A través de la configuración se filtran las conexiones entrantes y salientes de nuestros equipos. Esto se puede hacer en base al puerto, programa, protocolo, origen, destino… Asimismo, el firewall permite proteger la red y conocer qué información entra y sale de cada ordenador.

Su mayor inconveniente es el mantenimiento, ya que son difíciles de actualizar y de configurar correctamente.

  • Software

Es el tipo más común de firewall, además del más económico gracias a que su instalación también es de las más sencillas.  A pesar de ello posee algunos inconvenientes, como el consumo de los recursos de la máquina, que en ocasiones, no se ejecuta correctamente y puede dar errores de compatibilidad con otros softwares.

Cabe señalar que en algunos casos, como en el software libre, son muy potentes y flexibles, pero requieren un gran conocimiento en redes y puertos necesarios para las aplicaciones.

Se trata del mismo producto que el firewall virtual pero en distinto entorno. Si tenemos servicios en la nube de Amazon y/o Azure, tendremos una infraestructura de servicios, máquinas, etc que como es lógico nos interesa proteger, por lo que, se puede instalar un firewall ya sea vía software o virtual para poder obtener esa seguridad tan buscada en estos tiempos.

Un profesional de seguridad será el mayor aliado de tu empresa, ya que, podrá analizar todos los riesgos a los que podrías estar expuesto y proteger tu negocio contra ciberataques gracias a la implementación de antivirus, firewalls de aplicación (WAF), reglas de filtrado e inspección de peticiones o protección DoS y DDoS.


Descargar eBook Cloudflare

Cloudflare, la protección e impulso que necesita tu negocio